Cómo afectan los vehículos electrónicos al consumo de electricidad en los hogares

Los vehículos eléctricos (EV) son el futuro del transporte. Estos vehículos no dependen del combustible, por lo que no tiene que preocuparse por los precios de la gasolina. 

Dicho esto, no puede alimentar su vehículo eléctrico de forma gratuita. Cargar su EV tiene un costo, aunque probablemente sea menos de lo que pagaría por un vehículo a gasolina.

En este blog, aprenderá cómo un vehículo eléctrico puede afectar su factura de energía en Texas, además de formas fáciles de reducir estos costos en el hogar.

¿Me subirá la factura de la luz si tengo un vehículo eléctrico?

Si recargas tu vehículo eléctrico en casa, pagarás una factura de la luz más alta. Al igual que cualquier otro electrodoméstico o dispositivo conectado a su hogar, su EV aumenta el consumo de energía de su hogar cuando se está cargando. Un mayor uso significa costos más altos, así que espere que sus costos de energía cambien después de comprar su vehículo.

diferencia de la mayoría los electrodomésticos, su EV no estará enchufado a su hogar en todo momento. Solo necesitarás cargar tu vehículo cuando la batería esté baja, minimizando la cantidad de electricidad que usará en casa.

Además, puede cargar su vehículo en estaciones de carga públicas. El uso de una estación de carga pública para vehículos eléctricos disminuye la cantidad de energía que consume en el hogar, pero también tienen costos generales de carga más altos.

¿Cuánto cuesta cargar un vehículo eléctrico en Texas?

Dado que los vehículos eléctricos consumen electricidad, los costes de carga dependen en gran medida del precio de la energía, que se cobra por kilovatio-hora (kWh). 

La energía se mide en vatios. Un kilovatio equivale a 1.000 vatios. Su compañía eléctrica realiza un seguimiento de cuántos kilovatios de electricidad consume su hogar por hora durante un período de facturación. Luego multiplica la cantidad de kilovatios-hora de energía que consumiste por la tarifa de electricidad que cobra el proveedor.

En Texas, por ejemplo, el coste medio de la electricidad es de unos 13,3¢/kWh. Si su hogar usó 1,000 kWh durante un período de facturación, pagaría alrededor de $133 por su energía ese mes.

Ahora que sabe cómo cobra su proveedor de electricidad por su uso de energía, consideremos el costo de cargar su vehículo eléctrico en casa.

Las baterías estándar de los vehículos eléctricos tienen una carga de unos 50 kW. Conducir 100 millas en su EV consume alrededor de 36.4kW en promedio. Cien millas es aproximadamente el alcance máximo para los vehículos eléctricos estándar, por lo que deberá recargar su vehículo después de esta cantidad de uso.

Para calcular el costo de cargar su vehículo, multiplique la cantidad de energía que necesita recargar por la tarifa de energía de su compañía eléctrica. Si tiene un EV estándar y paga la tarifa de kWh promedio del estado, por ejemplo, su factura de energía aumentaría $4.84 cada vez que cargue su vehículo eléctrico en Texas.

Por supuesto, sus costos dependerán de la frecuencia con la que conduzca su vehículo. Si no tiene que recargarlo con frecuencia, pagará menos por sus costos de energía. La persona promedio podría pagar $ 45 por mes en costos de carga, mientras que alguien que maneja menos pagaría una cantidad menor.

Al mismo tiempo, puede pagar más para cargar su vehículo eléctrico si confía más en las estaciones de carga públicas que en su cargador doméstico.

Las estaciones de carga públicas se pueden encontrar en estaciones de servicio, restaurantes, tiendas y estacionamientos públicos. Estas estaciones generalmente cobran tarifas más altas por la electricidad. Es posible que solo pague $ 5 para cargar su EV en casa, pero una estación pública puede costar entre $ 6 y $ 16 por uso.

Puede encontrar estaciones de carga gratuitas en algunas áreas, así que planifique con anticipación si tiene que conducir mucho. Incluso si tiene que cargar su vehículo eléctrico mientras está fuera, estas opciones gratuitas pueden ofrecer ahorros significativos.

Consejos para reducir los costos de cargar un vehículo eléctrico

1. Infórmese sobre los programas y descuentos

para vehículos eléctricos Algunos proveedores de energía ofrecen descuentos, reembolsos y otros incentivos a los propietarios de vehículos eléctricos. Comuníquese con su proveedor de servicios públicos para ver si ofrece alguna forma de ahorrar. 

También puede encontrar otros programas, como suscripciones mensuales para estaciones de carga públicas. En lugar de pagar un precio alto por la cantidad de energía que usa, puede pagar una tarifa mensual fija para desbloquear costos de energía más bajos. Esta podría ser una buena opción si conduce con frecuencia y puede encontrar fácilmente estaciones de carga públicas donde se aplica su membresía.

2. Encuentra un mejor plan de electricidad

¿Tienes el mejor servicio de energía y tarifas en tu área? Pagar una tarifa de electricidad más baja también disminuirá la cantidad que paga para mantener su EV cargado.

En Texas, puede elegir el proveedor de electricidad y el plan que mejor se adapte a sus necesidades. Compara precios para ver si algún proveedor ofrece mejores tarifas. Considere diferentes planes que podrían reducir sus costos generales de energía. Ya sea que tenga un vehículo eléctrico o no, un interruptor puede ayudarlo a ahorrar.

3. Optimice la carga de su batería Las baterías

viejas y mal mantenidas no utilizan la energía de manera eficiente. Si no cuidas la batería de tu EV, tendrás que recargarla más a menudo, aunque la uses menos.

Para mantener su batería en buen estado, manténgala cargada entre un 30 y un 80 % en todo momento. Cargarla al 100 % y/o dejar que se agote por completo de forma regular desgastará la batería. 

Además, mantenga su vehículo eléctrico fuera de temperaturas extremas. Las baterías que se exponen con frecuencia al calor y al frío extremos se degradarán más rápido. Para mantenerlos funcionando de manera eficiente, estacione su vehículo a la sombra y en el garaje con la mayor frecuencia posible.

4. Planifique con anticipación

Primero, siempre asegúrese de que su vehículo tenga suficiente carga para sus planes diarios. Si se queda sin batería mientras está fuera, tendrá que gastar el tiempo y el dinero necesarios para cargarla lo suficiente para cumplir con el resto de su horario.

Peor aún, puede verse obligado a buscar la estación de carga pública más cercana en lugar de la más barata. 

Siempre que sea posible, investigue las estaciones gratuitas y de bajo costo a lo largo de su ruta. Invertir el tiempo en este paso adicional lo ayudará a ahorrar en costos de carga dondequiera que vaya.

Controle su consumo de energía

Ahorre hasta un 20 % con electricidad prepaga proporcionada por Payless Power, sin necesidad de contrato