Cómo prevenir el “desperdicio” de electricidad

Pagar por la electricidad es un mal necesario. Necesita energía para mantener su refrigerador frío, ver televisión y acceder a Internet en su hogar. Aunque realmente no puede vivir sin electricidad en los Estados Unidos del siglo XXI, puede minimizar su uso y costos.

7 formas de evitar el desperdicio de electricidad

1. Desenchufa tus dispositivos cuando no los estés usando

Los dispositivos con pantallas requieren mucha energía. Las computadoras, en particular, son uno de los principales consumidores de energía en el hogar. Su computadora puede estar en modo de suspensión cuando no la está usando, pero aún consume energía.

Reduzca el desperdicio de energía apagando sus dispositivos y desconectándolos cuando no los esté usando activamente. Incluso si planea volver a usar el dispositivo, apagarlo hasta que esté listo para trabajar lo ayudará a ahorrar energía.

Cuando utilice un dispositivo con batería, como una computadora portátil o una tableta, no lo mantenga enchufado todo el tiempo. Si lo hace, es malo para su batería y un uso innecesario de energía. En cambio, solo cargue sus dispositivos el tiempo que sea necesario para alcanzar el 100 %.

No se olvide de su televisor, especialmente si tiene un control remoto. Su televisor sabe que debe encenderse cuando usa el control remoto porque usa un flujo constante de energía para permanecer conectado, incluso cuando el televisor está apagado. Desenchufe su televisor y cualquier dispositivo conectado, como cajas OTT y sistemas de juegos, para evitar el desperdicio de electricidad.

2. Sea inteligente con la iluminación

Aunque es una de las maneras más fáciles de ahorrar en costos de energía, apagar las luces que no necesita sigue siendo una estrategia efectiva. 

Cada vez que salga de una habitación vacía, apague las luces. Trate de mantener la iluminación al mínimo, ya sea que eso signifique usar una lámpara en lugar de luces de techo o abrir las cortinas para dejar entrar la luz del sol.

Lo más importante es elegir bombillas que utilicen la energía de manera eficiente. Las bombillas de luz LED, por ejemplo, utilizan un 75 % menos de energía que las bombillas de luz incandescente. Puede reemplazar todas las bombillas de su hogar para reducir drásticamente su consumo de energía.

Además, estas bombillas pueden durar hasta 25 veces más que las bombillas menos eficientes, lo que genera ahorros adicionales a largo plazo.

3. Utilice electrodomésticos que ahorren energía

Los electrodomésticos de su hogar representan alrededor del 13% de su consumo total de energía. Los electrodomésticos viejos o rotos usan aún más electricidad que eso.

Comience por evaluar los electrodomésticos en su hogar. Investigue el consumo de energía típico de cada dispositivo para medir su eficiencia energética. Durante su evaluación, también puede inspeccionar sus máquinas para cualquier necesidad de mantenimiento. Busque problemas que disminuyan el rendimiento y utilicen una cantidad excesiva de energía.

Reemplazar cualquier electrodoméstico ineficiente con máquinas con certificación ENERGY STAR reducirá el consumo total de energía de su hogar. El gobierno garantiza que los electrodomésticos con esta etiqueta consumirán menos electricidad que otros modelos. Los refrigeradores usan un 9% menos de energía, por ejemplo, mientras que las lavadoras de ropa requieren un 25% menos de energía y un 45% menos de agua.

4. Climatice su casa

Su casa, como todos los edificios, tiene varias fugas de aire. Estas fugas generalmente se encuentran alrededor de puertas, ventanas y rejillas de ventilación. 

Cuando enciende su aire acondicionado o calentador, parte de este aire controlado por temperatura se escapa de su hogar. Al mismo tiempo, el aire caliente o frío del exterior puede filtrarse en su hogar. Su sistema HVAC tiene que trabajar más para enfriar y calentar su hogar, lo que requiere más energía.

Climatizar su hogar significa sellar todas estas grietas y fugas. Puede calafatear alrededor de los marcos de puertas y ventanas para sellar las grietas. Aplique burletes a sus puertas y ventanas para reparar aún más las fugas. 

Para una climatización más extensa, puede reparar fugas en el ático, accesorios de iluminación, plomería, cableado eléctrico y más.

Su hogar requerirá menos energía para calentar y enfriar, ahorrando electricidad y dinero.

5. Optimice su uso de HVAC

Usted quiere que su hogar sea cómodo, lo que generalmente significa configurar el termostato a su temperatura preferida. Desafortunadamente, su sistema HVAC es uno de los mayores usuarios de energía en su hogar. Cuanto más fría o cálida quieras que sea tu casa, más energía necesitarás.

Evite el desperdicio de energía mediante el uso de un termostato programable. Establezca temperaturas menos cómodas mientras la casa está vacía para no hacer funcionar su sistema HVAC innecesariamente. Mantenga la temperatura de su hogar uno o dos grados por encima o por debajo de su temperatura preferida para ahorrar aún más energía. Solo sentirá una ligera diferencia, pero verá una gran diferencia en su consumo de energía.

Además, puede programar su termostato según el calor natural del sol. Deje que el sol caliente su hogar durante el día en los meses de invierno. Permita que las temperaturas nocturnas más bajas mantengan su hogar más fresco durante el verano. También puede mantener las persianas cerradas y las cortinas cerradas para bloquear el calor cuando las temperaturas sean altas.

6. Instale paneles solares Los paneles

solares no reducirán su uso de energía por sí mismos, pero puede usar fuentes de energía renovables para reducir el desperdicio total de energía.

En Texas, puede instalar paneles solares para reducir su dependencia de la red de energía. Puede aprovechar los días soleados de Texas para alimentar su hogar. Esta fuente de energía alternativa es una gran manera de limitar su efecto sobre el medio ambiente.

Además, un sistema de paneles solares puede ofrecer ahorros significativos.

Aunque tendrá que invertir una cantidad considerable por adelantado, estos dispositivos reducen sus costos de energía de varias maneras. Puede recibir un crédito fiscal federal, encontrar numerosas opciones de reembolso y unirse a los programas que ofrecen las empresas de servicios públicos locales. Pagará menos y se sentirá mejor haciéndolo.

7. Ajuste sus hábitos

La mejor manera de reducir su desperdicio de energía es ser consciente de su uso. Aprenda a hacer pequeños cambios que pueden sumar grandes ahorros.

Por ejemplo, tome duchas más frías para reducir el consumo de energía de su calentador de agua. Usa el microondas en lugar del horno. Encienda un ventilador antes de bajar el termostato.

Desarrollar hábitos más ecológicos puede ayudarlo a reducir su consumo de electricidad y evitar el desperdicio innecesario de energía.

Controle su consumo de energía

Ahorre hasta un 20 % con electricidad prepaga proporcionada por Payless Power, sin necesidad de contrato