Elementos esenciales de seguridad eléctrica para propietarios de viviendas en Texas

Dependes de la electricidad cada minuto del día. Cargas tu teléfono todas las noches, usas el microondas y ajustas el termostato para lidiar con el calor extremo de Texas.

A pesar de este uso casi constante, probablemente no sepa cómo funciona la energía de su hogar. Es posible que esté utilizando prácticas inseguras, sin saberlo, poniendo en riesgo a su familia. 

Como propietario de una vivienda en Texas, debe comprender los conceptos básicos de la seguridad eléctrica. Vea a continuación las mejores formas de proteger su hogar y su familia.

1. No haga trabajos eléctricos de bricolaje

mantenimiento de una casa no es barato. Cuando nota un problema eléctrico o desea remodelar su hogar, es tentador encontrar un tutorial de YouTube y manejar la tarea usted mismo.

A menos que tenga capacitación y experiencia en electricidad, trabajar con el sistema eléctrico de su hogar puede causar lesiones graves y la muerte. Lo que parecía un proyecto simple puede cambiar tu vida para siempre.

Además, incluso si no está lesionado, puede cometer un error que genere una fuga de electricidad. Además de electrocutar potencialmente a alguien, puede provocar un incendio doméstico mortal. 

Su sistema reelaborado también podría no cumplir con las regulaciones locales.

Evite todos estos problemas y riesgos contratando a un electricista profesional para que se encargue de todas sus necesidades eléctricas. Le costará un poco por adelantado, pero puede evitar costos más graves en el futuro.

2. Solo contrate electricistas acreditados

Además, debe investigar cuidadosamente cada compañía eléctrica que considere contratar. No se limite a elegir al electricista que ofrezca el precio más bajo o que diga que hará el trabajo más rápido. 

Revise sus reseñas para ver si otros clientes están contentos con su trabajo. Busque cualquier reclamo y queja en su contra. Asegúrese de que tengan licencia para prestar los servicios que ofrecen.

Contratar a alguien que tome atajos o use prácticas inseguras puede significar pagarle a otra compañía para que rehaga su trabajo más adelante. Si el contratista comete un error grave, también podría correr el riesgo de incendio, electrocución e incluso la muerte.

3. No sobrecargue sus circuitos

Cada tomacorriente en su hogar emite una cantidad específica de energía. Conectar demasiados dispositivos a sus enchufes puede sobrecargarlos. Más energía tendrá que moverse a través de ellos, aumentando las posibilidades de sobrecalentamiento e incendio. 

Antes de enchufar algo, asegúrese de que el dispositivo solo requiera la cantidad de energía que el tomacorriente está diseñado para administrar. Evite enchufar varios aparatos de alto voltaje en el mismo tomacorriente. También debe enchufar los electrodomésticos directamente en el tomacorriente de pared en lugar de un convertidor de tomacorrientes múltiples.

Los tomacorrientes sobrecalentados se sentirán tibios o calientes al tacto, así que acostúmbrese a revisar sus tomacorrientes con regularidad. Si alguno de ellos contiene calor, desconecte todos sus dispositivos y llame a un electricista para que revise su hogar.

Los enchufes inteligentes son otra excelente manera de evitar el sobrecalentamiento. Estos dispositivos controlan la cantidad de electricidad que entra por el tomacorriente. Si algo anda mal, el enchufe inteligente te lo hará saber. También puede controlar estos enchufes a través de su teléfono. Puede apagarlos fácilmente cuando no los esté usando activamente para evitar aún más el sobrecalentamiento.

4. Mantenga la electricidad alejada del agua

Probablemente sepa que no debe usar secadores de pelo cerca del agua ni mojar un aparato eléctrico, especialmente cuando está enchufado. Sin embargo, estas reglas de sentido común no son las únicas a seguir.

Nunca use un dispositivo eléctrico cuando sus manos estén mojadas, incluso si solo están húmedas. No lleves tu teléfono a la bañera y nunca lo uses cerca del agua cuando esté enchufado para cargar. 

También debe tener cuidado de mantener los electrodomésticos alejados de peceras, macetas y otros artículos menos que obvios que usan agua. Estas prácticas protegerán a su familia y evitarán daños a su hogar y dispositivos.

5. Asegure sus enchufes

niños Los niños son curiosos. Desafortunadamente, esa curiosidad se combina con una ignorancia sobre los peligros del mundo, incluidas las corrientes eléctricas. Los niños pueden tener la tentación de jugar con cables enchufados o de introducir objetos metálicos en los tomacorrientes. También pueden intentar cortar cables con corriente o jugar con electrodomésticos que están activamente electrificados.

No puede controlar lo que hacen sus hijos, pero puede restringir su acceso a los peligros de su hogar. Use cubiertas a prueba de manipulaciones para mantenerlos alejados de los tomacorrientes. Mantenga los electrodomésticos como las tostadoras en un lugar alto y fuera del alcance. Nunca deje aspiradoras u otras herramientas enchufadas cuando salga de la habitación.

Lo más importante es que enseñe a sus hijos los peligros de la electricidad. Asegúrese de que sepan que nunca se debe tocar ni jugar con ningún dispositivo eléctrico.

6. Preste atención a los problemas eléctricos

¿Ha notado luces parpadeantes o cambios en la calidad de su energía? Es posible que tenga un problema con el cableado de su casa.

A diferencia de la mayoría de los problemas del hogar, no debe agregar problemas eléctricos a su lista de tareas pendientes. Necesitas resolverlos inmediatamente. 

Comuníquese con un electricista local para solicitar una inspección. Explíqueles las señales que ha estado viendo para que sepan a lo que se enfrentan. Con una acción rápida, es de esperar que pueda solucionar el problema antes de que el cableado desgastado o deteriorado pueda provocar un incendio.

7. Reemplace los cables y alambres dañados.

desgastan con el tiempo. Cuando el revestimiento del cable se rompe y se desgasta, los cables vivos quedan expuestos. Estos cables pueden electrocutar a cualquiera que los toque o crear chispas que se conviertan en fuego. Los cables aplastados también son peligrosos. Como el aislamiento está agrietado o aplastado, no manejará el calor de manera efectiva. Si su cable está debajo de una alfombra o cerca de una tela, puede provocar un incendio fácilmente.

Tan molesto como puede ser reemplazar estas piezas, hacerlo es fundamental. Trate sus cables con cuidado y reemplácelos inmediatamente cuando sea necesario.

8. Desenchufe los dispositivos que no utilice

Cuando varios electrodomésticos están enchufados al mismo tiempo, aumenta la cantidad de energía que circula por su hogar. Si no tienes cuidado, esto puede causar un sobrecalentamiento. Proteja su hogar desconectando cualquier dispositivo que no esté en uso. Esto disminuirá el riesgo de un incendio eléctrico y lo ayudará a ahorrar en costos de energía.

Controle su consumo de energía

Ahorre hasta un 20 % con electricidad prepaga proporcionada por Payless Power, sin necesidad de contrato