¿Cómo puedo ahorrar en los costos de electricidad durante el verano?

A medida que las temperaturas de verano alcanzan su punto máximo, sus facturas de electricidad también aumentan. Mantener su hogar a una temperatura agradable durante estos meses calurosos suele ser una lucha, especialmente si desea minimizar los costos.

Estos consejos ofrecen maneras fáciles de combatir el calor mientras aumenta sus ahorros de electricidad. Con solo unos pocos cambios en su horario diario, puede reducir el uso y los costos de energía.

10 maneras de reducir su factura de energía durante el verano

1. No confíe en su termostato

Su aire acondicionado es la mejor manera de mantener su hogar a una temperatura agradable, pero también es el método más costoso. En lugar de bajar el termostato, busque alternativas menos costosas. 

Los ventiladores, por ejemplo, son una excelente manera de refrescarse. Puede usar ventiladores de techo o ventiladores de caja para sacar el aire caliente de la habitación o crear una brisa refrescante. Además, los ventiladores requieren mucha menos energía para funcionar. 

Si usa el aire acondicionado y los ventiladores juntos, puede subir el termostato unos cuatro grados sin sentir ninguna molestia. Sin embargo, los ventiladores funcionan mejor cuando alguien está en la habitación para disfrutarlos, así que ahorre aún más si los usa solo en habitaciones ocupadas.

2. Mantenga las persianas y las persianas cerradas

Dejar las persianas y las cortinas abiertas durante el día permite que la luz natural del sol ilumine su hogar. Desafortunadamente, esta luz solar directa también calentará su hogar. No importa lo que haga para mantener bajos los costos de refrigeración, siempre luchará contra este calor.

Siempre que sea posible, mantenga las cubiertas de las ventanas cerradas durante el día. En su lugar, utilice luces de bajo consumo para iluminar su hogar. O, si es necesario, solo abre las persianas y las cortinas en las habitaciones ocupadas.

Las ventanas orientadas al sur siempre recibirán más luz solar directa durante los meses de verano, por lo que puede abrir las ventanas orientadas al norte para obtener luz natural sin dejar entrar el calor también.

3. Use dispositivos inteligentes Los dispositivos

inteligentes le dan más control sobre el uso de energía de su hogar. Ofrecen acceso remoto, lo que le permite ajustar su configuración para una mayor eficiencia sin importar dónde se encuentre. Estos dispositivos inteligentes también rastrean su uso de energía. Puede usar estos datos para ver dónde puede reducir y ahorrar.

Algunas de las principales formas en que los dispositivos inteligentes lo ayudan a ahorrar dinero durante el verano incluyen:

  • Programación de temperaturas: programe un termostato inteligente para mantener su hogar más fresco mientras las personas están en casa y más cálido cuando no lo están. Algunos termostatos inteligentes incluso pueden aprender sus rutinas y optimizar automáticamente su sistema de enfriamiento según su horario.
  • Activación del sensor de movimiento: como se mencionó, los ventiladores son más efectivos en las habitaciones ocupadas. Elija un ventilador inteligente que incluya detectores de movimiento incorporados. Solo se encenderán cuando detecten que hay alguien en la habitación para evitar el despilfarro de energía.
  • Iluminación inteligente: en el verano, es posible que deba salir de la casa mientras aún está oscuro afuera. En lugar de dejar las luces encendidas todo el día o tropezar en la oscuridad, puede programar las luces para que se apaguen a una hora específica. Algunas luces también cuentan con sensores de movimiento para que solo se enciendan cuando sea necesario. Incluso puede instalar luces solares en el exterior para minimizar la cantidad de electricidad que consumen.

Hay muchas formas de personalizar los dispositivos inteligentes para su hogar y sus necesidades. Con sus características de vanguardia, puede crear un estilo de vida más eficiente energéticamente durante todo el año.

4. Minimice el uso de aparatos que producen calor

Su sistema de refrigeración está en una batalla constante con las temperaturas exteriores durante el verano. Cuando usa electrodomésticos que producen calor en el interior, su sistema HVAC tiene que trabajar aún más.

Evite usar el horno, la estufa y la secadora de ropa tanto como sea posible durante el verano. En su lugar, use el microondas o cocine afuera en una parrilla. Aprovecha el calor del sol y seca tu ropa en un tendedero al aire libre.

Si lo hace, ahorrará dinero en costos de enfriamiento y eliminará el costo de funcionamiento de estos aparatos.

5. Mantenga su sistema de enfriamiento

¿Cuándo fue la última vez que revisó su sistema HVAC? ¿Has cambiado el filtro de aire recientemente?

Su sistema de refrigeración necesita un mantenimiento regular para funcionar de la mejor manera. Esto significa contratar a una empresa de HVAC para que revise su máquina en busca de desgaste o problemas. También significa limpiar las rejillas de ventilación de su casa y reemplazar el filtro con regularidad.

6. Climatice su hogar

El aislamiento es una parte importante de la estrategia de enfriamiento de su hogar. Evita que el aire caliente se filtre en su hogar y limita la cantidad de calor que se irradia a través del techo y las paredes.

Si sabe que su hogar necesita un mejor aislamiento, intente completar ese proyecto durante los meses más templados de la primavera. A continuación, puede ahorrar más durante el verano.

Además, revise su casa en busca de grietas, huecos y otros problemas que permitan la entrada y salida de aire. Use masilla, espuma o burletes para sellar estas grietas.

7. Obtenga un deshumidificador

Cuando el aire está cargado de humedad, se siente más caliente de lo que realmente es. Su sistema de refrigeración también tiene que trabajar más para disminuir la humedad. Obtenga un deshumidificador para darle un descanso a su sistema HVAC. Solo asegúrese de elegir un modelo de bajo consumo para disfrutar verdaderamente de los ahorros de electricidad.

8. Abra las ventanas

Apagar el aire acondicionado es una forma segura de ahorrar dinero durante el verano. Para mantener la casa fresca sin él, abre las ventanas para que entre la brisa. Puede que haga demasiado calor para usar ventilación natural durante el día, pero puede reducir significativamente la temperatura interior abriendo las ventanas por la noche.

¡Simplemente no olvide apagar el termostato para no desperdiciar el aire frío!

9. Optimice su paisaje

Los árboles y arbustos brindan sombra y una forma natural de evitar el calor del sol. Plantar su paisaje estratégicamente alrededor de su hogar le permite aprovechar este alivio natural del calor.

Use árboles frondosos para bloquear el sol de sus ventanas orientadas al sur. Elija una casa que ya tenga árboles grandes que impidan que el sol brille en la casa. Estas pequeñas características pueden tener grandes efectos en sus facturas de energía de verano.

Controle su consumo de energía

Ahorre hasta un 20 % con electricidad prepaga proporcionada por Payless Power, sin necesidad de contrato